La tumba de Santiago

por el 20/09/11 a las 3:00 pm

La tumba de Santiago es un misterio aún por resolverComo gran parte de la devoción a Santiago en España, el misterio de la tumba del apóstol está rodeado de versiones a veces encontradas. No obstante, la devoción al apóstol se remonta ya a varios siglos en plena Edad Media y para los cristianos católicos de España es un signo de identidad y pertenencia.

Santiago el Apóstol

Santiago aparece nombrado en los cuatro testamentos y en el libro de los hechos de los apóstoles. En estos libros cristianos, se puede apreciar el lugar especial que el propio Jesús otorgó a Santiago y a su hermano Juan, lugar sólo superado por Pedro, a quien otorgo el papel de cabeza, entre el grupo de apóstoles.

El nuevo testamento, consigna la Muerte de Santiago, dentro de las primeras persecuciones a los cristianos. La muerte se realizó por decapitación lo que explica alguna de la simbología que representa al apóstol, o bien sin cabeza, o con la cabeza bajo el brazo.

La predicación del apóstol en España

Cierta devoción y legado cristiano medieval atribuye a Santiago la predicación en España. No obstante se trata de un asunto discutido entre los historiadores cristianos. Lo que es innegable es que esta creencia medieval se arraigó con el tiempo. De tal modo que el camino de Santiago se convirtió ya hace siglos, en la vía de peregrinación más importante de España. Particularmente cuando cada cierto tiempo se celebra el año Jacobeo.

El misterio de la Tumba

Toda esta devoción, está rodeada por un misterio, que sitúa la Tumba de Santiago en España, donde hoy se erige la catedral de Compostela. Durante el siglo IX, se habría encontrado la tumba del apóstol en esta región. Sin embargo, esto genera una serie de incertidumbres, respecto a lo que parece en los libros cristianos sobre la muerte del apóstol. Según la tradición devota, el cuerpo de Santiago habría sido trasladado por sus discípulos, que ya eran numerosos en la Península, para Finalmente encontrar sepultura, en la actual Compostela.

Foto: Johannes Menk – FotoliaSimilar Posts: